Internet colapsó luego que se hiciera pública la noticia de que no dejaron ingresar a Paul McCartney, Beck y Taylor Hawkins al after party de Tyga, luego de los Grammys.

Tyga se defendió mediante twitter pero también visitó el programa de Jimmy Kimmel para hablar del tema. El rapero dijo que se sentía mal y no tenía idea que le habían negado la entrada a tres de las estrellas del rock más importantes del planeta. Él sólo se presentó porque le pagaron, dio su show y se fue.

Como disculpa, invitó a Paul a su próximo concierto en Los Angeles el 26 de febrero donde él mismo lo recibiría en la puerta. 

No es para menos.

 

Por Angélica Riquelme vía yoconciertos.

(Visited 12 times, 1 visits today)