Coldplay llegó a Perú e iluminó a cada uno de los asistentes de su concierto con música, color y fuegos artificiales. Esta visita se dio como parte del “A Head Full of Dreams Tour”, la séptima gira de la banda británica.

Los previos se llevaron a cabo con grandes teloneras como Gala Briê y Lianne La Havas, quienes impresionaron a un público emocionado y con ganas de escuchar a su banda favorita. Hasta que llegó el momento del éxtasis. A las 9:45 pm se encendieron las pulseras (que fueron entregadas a cada persona en el ingreso) de color rojo y Coldplay hizo su ingreso triunfal con “A Head Full of Dreams”.

La gente estuvo frenética, no dejaba de cantar, ni saltar, ni de alzar las manos para que las pulseras llenen de color el Estadio Nacional. Estas pulseras se encendieron siguiendo el beat de “Fix you”, “Yellow”, “Hymn For The Weekend”, “Paradise”, “Adventure of a Lifetime”, entre otras. Y los colores fueron cambiando en cada una de ellas. Todo ello mientras los fuegos artificiales iluminaban el cielo.

El uso del escenario fue increíble, iniciaron como en cualquier concierto, usando todo el estrado, pero a la mitad se movieron a un círculo que estaba en el centro del mismo y justo antes de tocar la canción elegida por los fans peruanos (“In my place”) e interpretar “Johnny B. Goode” de Chuck Burry, se fueron muy cerca de occidente. Haciendo gala del recorrido musical de una banda de gran reconocimiento y una buena producción.

Momento emotivo

A la mitad de “A sky full of stars”, Chris Martin paró la canción e hizo un pedido que sorprendió a los asistentes, quienes estaban ya saltando al ritmo de la música: “Tengo que hacer algo ahora, tengo que hacer algo porque es el cumpleaños de mi hijo. Niño, ven aquí, por favor”. Después de eso, convenció a su público de cantarle a su hijo Moses una canción de cumpleaños: “Entonces, vamos a cantar, por favor, cumpleaños feliz”. Luego del mensaje, la banda continuó con su show.

 

El concierto siguió su ritmo y la adrenalina siguió fluyendo en el estadio. Coldplay cumplió el sueño de miles de peruanos que por años soñaron con verlos en vivo. Toda la onda musical multicolor terminó a las 11:40 pm, cuando culminaron el espectacular concierto con “Up&Up” y fuegos artificiales, como para iluminar toda Lima con su brillo musical.

Realmente fue un concierto de lujo y será inolvidable para sus fans.
 

Por Jimena Bendezú vía @yoconciertos

(Visited 10 times, 1 visits today)