Ambos multifacéticos, controversiales, grandes personas, excelentes artistas…

Y es que no podía haber otra persona encargada de darnos un homenaje del reciente fallecido David Bowie. Lady Gaga fue la elegida, y se lo tomaría muy en serio. Desde la alfombra roja de los Premios Grammy, Gaga ya se veía llevando una cabellera naranja al mejor estilo Ziggy Stardust. Asimismo, con un extravagante vestido Marc Jacobs y unas sandalias de plataforma alta similares a las que David usó frente al lente del fotógrafo Masayoshi Sukita,

Lo mejor vendría cuando la intérprete se pararía sobre el escenario para comenzar a cantar “Space Oddity” mientras en su rostro se reflejaban los dibujos particulares que David Bowie llevaba pintados años atrás. Gracias a la tecnología, se pudo recrear el rayo característico, como también las arañas de Marte, y demás camaleónicas figuras que poseía el artista británico. En total, fueron unos 10 temas los que Gaga interpretó junto a la guitarra del conocido Nile Rodgers, y que además, se atrevió a tocar en un piano “futurista”. Space Oddity, Changes, Ziggy Stardust, Suffragette City, Rebel Rebel, Fashion, Fame, un extracto de la base de Under Pressure,  Let’s Dance, y Heroes, fueron los temas encargados de revivir por unos momentos la energía de David Bowie.

El momento cumbre llegó juntamente al ritmo de “Heroes”, y Lady Gaga culminaría su gran actuación mientras se proyectaría la imagen del homenajeado David Bowie rodeado por un trasfondo espacial y misterioso. Se podría decir, observando a Lady Gaga y diciéndole: ¡Buen trabajo!

Por Martín Murguía vía @yoconciertos / Foto por: Kevin Winter

 

 

(Visited 8 times, 1 visits today)