Descubre

Lady Gaga en Lima: La noche irreal y siniestra de la ‘Mamá Monster’

By on November 24, 2012
[rate]

Robinson Reyna (@rob_core)
Redacción Online

Lady Gaga y su monstruoso séquito sometieron Lima con una fiebre que sobrepasa los mil grados. La intérprete neoyorquina le regaló una noche surreal a 20 mil fans que, aunque con entradas rematadas, intentaron llenar en algo la cuota de público que este espectáculo merecía.

Dejando el tema empresarial y de si fue un buen negocio o no, para otros especialistas. Pasaremos a centrarnos en el nivel del espectáculo. Creíamos que lo habíamos visto todo con los Big Bang, pero sin lugar a dudas Lady Gaga dejó a los coreanitos tomando mamadera en una esquina y hasta podría superar a la noche de fiesta que regaló Black Eyed Peas hace un año.

Cerca de las 7:30 de la noche, los primeros en subir al escenario fueron los ingleses The Darkness, quienes con una propuesta extravagante, directa, pero sobre todo muy rockera, calentaron al público que desde muy temprano aguardaba por el esperado cónclave de frikis que, en San Marcos se daría inicio.

A partir de las 8:30 de la noche, empezaron los problemas. Cuando todos esperaban a Lady Starlight, como lo prometía el programa, un fondito musical de música clásica que duró más de una hora comenzó a preocupar. Finalmente, las disculpas del caso de la producción –primero porque Gaga no llegaba al Estadio víctima del tráfico y segundo porque las pantallas tuvieron averías- elevaron al cielo una lluvia de pifias y granputeadas.

BIENVENIDOS A LA CASA DE GAGA

Finalmente, a las 10:30 de la noche y cuando los tuiteros ya recordaban al fantasma de Calle 13 en el coloso aniversario, la tela que cubría el escenario desvistió un imponente castillo medieval de 15 metros de altura con habitaciones, escaleras, y toda la parafernalia que este tipo de espectáculos exigen.

“Perú, ustedes son el futuro”, dijo la diva mientras, a sus pies, una turba de jubilosos fans agrupados en el Monster Pit, no dejaban de rendirle pleitesía. Stefani Germanotta se ha convertido en la nueva diva del pop del siglo XXI, así lo confirmó su legión de fans: Miles de cadáveres descompuestos que se movían al ritmo de sus canciones.

“Born this way” y “Bad Romance” fueron desde el inicio con una Gaga que cambió de vestuario durante todo el show, canción por canción, y cuyo cuerpo de baile demostró ser uno de los más sexuales que se han visto en nuestro país.

“Yo no soy una mujer. Yo no soy un hombre. Yo no soy humana. Quiero preguntarles, ¿quién es Lady Gaga? Yo soy ustedes”, proclamó Gaga para cerrar en español masticado “¡pequeños monstruos en Perú!”, antes de someter a sus fans con “Judas”.

Saliendo de una vagina, naciendo de un huevo, sobre un caballo futurista, convertida en una moto, bailando y cantando al mismo tiempo, siendo un pedazo de carne o subiendo fans al escenario, Lady Gaga demostró su versatilidad artística y su manejo del público en grandes espectáculos, demostrando que su show es más que simple producción.

Por dos horas, la diosa friki hizo lo que quiso en el escenario. “Poker Face”, “Alejandro” y “Paparazzi” cerraron la noche.

“Lima, me tengo que ir. Pero quiero llevarme un recuerdo de ustedes, ¡quiero verlos bailar!”, dijo antes de terminar con Scheiße y gritar “¡Te amo, Perú!”.

Lady Gaga le sacó las garras a Lima. Con uñas y dientes demostró por qué su espectáculo es uno de los mejores del mundo y Lima apenas pudo sobrevivir a la descargar. A pesar de su despedida, el público quería más y se plantó en sus lugares a gritar su nombre. La artista reapareció para interpretar “The Edge of Glory” con la que llevó a su público a un orgasmo de emociones.

“Marry the night” fue la última pieza en hacer saltar Lima. Lady Gaga no desaprovechó en subir más fans al escenario y moverse junto al ritmo de la canción. Con sus leales ‘little monsters’ en el suelo, Gaga cerró su espectacular presentación, y el público no dejaba de convulsionar ante el delicioso cocktail de emociones que la artista dejó en nuestro país.

Dicen que no llenó, que no se vendió lo esperado y que su concierto fue un fracaso. Veinte mil almas siniestras no lo creen así.

Foto & Video: Redes sociales Facebook & Twitter

About YoConciertos Magazine

¿Qué opinas de esta noticia? #DejaTuComentario
Close
Bienvenido a YO CONCIERTOS
Siguiéndonos en Facebook, nos ayudas a crecer y crear mejor contenido